jueves, 2 de febrero de 2017

REPERCUSIONES DEL RETORNO DE MARRUECOS A LA UNIÓN AFRICANA EN ARGENTINA


El 30 de enero pasado, en una histórica decisión la Unión Africana aprobó el pedido de Marruecos de reintegrarse como miembro pleno del organismo. Veamos algunas opiniones de argentinos sobre la cuestión.

En la XVIII Cumbre de la Unión Africana (UA), realizada en la ciudad de Addis Abeba, capital de Etiopía, treinta y nueve de los cincuenta y cuatro países que integran esta organización apoyaron el regreso de Marruecos a la organización regional, tras años de esfuerzos diplomáticos y administrativos. Un regreso que su Majestad el Rey Mohammed VI considera como “una decisión lógica resultante de una profunda reflexión y un legítimo derecho.”

La decisión del regreso à la UA nunca fue para Marruecos un paso táctico, ni una posición debida a cálculos coyunturales sino más bien un rencuentro después de años de distanciamiento con la Organización y no con los países hermanos africanos con los que Marruecos consolido bilateralmente, durante su ausencia de la organización panafricana, sus relaciones políticas, económicas, humanas y culturales.  

El retorno del Reino de Marruecos à la Unión Africana fue congratulado por la opinión pública argentina, consciente de la importancia de las organizaciones regionales como sujetos de la comunidad internacional y del peso que tiene Marruecos como potencia económica regional y en materia de seguridad.      

Para Daniel Romero, periodista, Director de la agencia de prensa independiente argentina “Total News”: “Marruecos volvió a ocupar su asiento histórico en la Unión Africana (UA), el organismo regional que integra a las 54 naciones del continente africano. Indudablemente el retorno de Marruecos a esta organización regional llevara a una reconfiguración del esquema diplomático y de realpolitik del continente africano eliminando en África los conflictos de otras épocas porque van a contracorriente del sentido de la historia. Es evidente, que Marruecos se perfila cada día más como una gran potencia dentro de este continente, capaz incluso de desafiar con éxito la hegemonía que hasta entonces ejercía la asociación entre Argelia, Nigeria y Sudáfrica”. Para el director de “Total News”, Marruecos ha desarrollado un modelo de cooperación Sur-Sur con el continente africano que va más allá de la formación y asistencia técnica. El país magrebí ha incorporado sectores estratégicos como la seguridad alimentaria y el desarrollo de infraestructuras y tiene una fuerte presencia en sectores vitales para los países de la región como la banca, los seguros, el transporte aéreo, las telecomunicaciones y de manera particular la vivienda. Es el primer inversor africano en el África del Oeste y el segundo en todo el continente. El Reino de Marruecos adoptó una política de Estado hacia el continente que tiene como único objetivo el desarrollo de África como conjunto y actor de la comunidad internacional.

Cabe subrayar también que el Reino de Marruecos nunca dejo de  reafirmar su identidad africana instalando a África en el centro de sus decisiones estratégicas, atribuyendo una importancia primordial al desarrollo de sus relaciones con sus pares africanos reforzando sus relaciones políticas y consolidando su cooperación en diversos rubros tanto económicos como comerciales.

Por ello, el economista Daniel Santos, señaló que: “Marruecos es la economía más sólida de África y uno de los mayores inversores en el continente, por lo tanto, su retorno a la Unión Africana, termina con la ficción de ignorar diplomáticamente su peso en el desarrollo y la integración económica del continente. A partir de este momento, la incidencia de Marruecos en la economía africana y como mediador entre el continente y los países de la Unión Europea y de América Latina será incluso más relevante”. Para Daniel Santos, Marruecos bajo las auspicias de Su Majestad el Rey Mohammed VI, pretende establecer relaciones equilibradas y justas basándose en una visión à largo plazo para una cooperación Sur-Sur, lo que explica las inversiones marroquíes en diferentes rubros de las economías africanas y los cientos de acuerdos de cooperación concluidos bilateralmente con los países africanos.

De hecho el retorno de Marruecos a la Unión Africana tiene sin lugar a dudas muchos beneficios para la promoción de la paz y la estabilidad de la región, uno de ellos fue planteado por el politólogo Arturo Sánchez de Bock, profesor del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina, quien considera la vuelta de Marruecos a la organización regional como un acto de realismo y responsabilidad que permitirá superar los conflictos regionales en forma consensuada, haciendo referencia al conflicto del Sahara entre otros. Para Arturo Sánchez de Bock, el paso que dio Marruecos con el apoyo de la mayoría de los países miembros de la UA permitirá a la organización panafricana desempeñar un papel activo y constructivo en la búsqueda de una solución política y definitiva al diferendo regional, bajo las auspicias de la Organización de las Naciones Unidas. Sánchez de Bock instó a los pueblos africanos “a convocar a este gran país a una mayor y más plena participación en los asuntos del continente. África nunca podría considerarse un continente integrado sin la participación de Marruecos”.

La reintegración del Reino de Marruecos en la UA es un hecho histórico no solo para la organización panafricana sino también para los países miembros a nivel de sus relaciones bilaterales con Rabat. El gran auge que conocen hoy en día las relaciones políticas y socioeconómicas entre el Reino de Marruecos y el resto de África es el resultado del papel desempeñado por Su Majestad el Rey Mohammed VI para la renovación de la diplomacia del reino hacia África y particularmente el fruto de su  compromiso por la revitalización de las históricas relaciones humanas transafricanas.

En este sentido, El jurista argentino, Santiago Perlo, subrayó que “El retorno de Marruecos a la Unión Africana tendrá repercusiones muy positivas en el continente no solo en lo económico y comercial sino también en lo humanitario”. El Dr. Santiago Perlo añadió que el compromiso de Marruecos por la promoción de los derechos humanos tanto a nivel nacional como internacional, à través de la protección de los derechos de los inmigrantes subsaharianos en Marruecos y la asignación de becas para los estudiantes de otros países africanos nos es ni más ni menos que un ejemplo a seguir en materia de derechos humanos y una muestra de la preocupación de Su Majestad por el bienestar de la población africana hermana. El joven abogado señaló que el rol de Marruecos en la lucha contra el radicalismo y por la promoción del Islam tolerante en la región a través la formación de imanes es la prueba tangible del mensaje de paz et estabilidad que ofrece el retorno de Marruecos a su lugar natural en el seno de la Unión Africana.

La posición del licenciado Santiago Perlo fue también sostenida por la Dra. Graciela L. Cosentino, profesora de la Universidad Argentina John F. Kennedy, psicóloga y criminóloga quien consideró que el regreso de Marruecos a la Unión Africana, tomando en cuenta la política implementada por el Rey Mohammed VI con respecto de la situación y los derechos de la mujer, es un acontecimiento muy importante y positivo para mejorar la condición de las mujeres africanas especialmente en zonas de conflictos armados donde la mujer y el niño suelen ser el blanco más vulnerable.” Dra. Cosentino arrojó luz sobre los avances alcanzados por Marruecos en materia de derechos de la mujer especialmente el acceso de la mujer a los puestos de decisión y cargos políticos, señalando que el país magrebí es un vanguardista del mundo árabe, musulmán y africano en este ámbito.   

La célebre artista plástica Silvia Fait, puso un énfasis sobre otro elemento que caracteriza la política del Reino de Marruecos en la defensa de su identidad africana que es la protección y la promoción de la diversidad cultural de África à través su participación y su presencia en las diversas festivales y manifestaciones culturales organizadas en casi todos los países del continente. Silvia Fait, señalando la fuerte participación de Marruecos en el seminario “África en Movimiento” organizado en Buenos Aires por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos en mayo de 2016, afirmó que el retorno de Marruecos a la Unión Africana seguramente dará un mayor impulso a las actividades e intercambios culturales, entre los artistas del continente africano, especialmente en campos en que el país magrebí ocupa un lugar de liderazgo como la cinematografía para hacer llegar a países como los de América Latina la particularidad de la cultura y identidad africana.”


Como politólogo y experto en materia de seguridad,  considero qué, si bien el retorno de Marruecos a la Unión Africana se ha concretado, queda pendiente terminar con la ficción de tratar a una autoproclamada entidad fantasma como si fuera un Estado. La Unión Africana debe ser coherente y aceptar la propuesta realizada por 28 de sus países miembros para expulsar a ese invento, que los separatistas polisarios han inventado con la complicidad de Argelia, de la organización regional. La “rasd” nunca debió formar parte de la Unión Africana y no puede integrar la misma ni un momento más.